top of page
  • Foto del escritorLa Mosca Luminosa

DE LO MONSTRUOSO Y TERRORÍFICO DE LA LITERATURA FANTÁSTICA SOBRE NUESTROS DÍAS

Por: Ronald Cano | Poeta | Sociólogo | Candidato a Magister en Educación y Desarrollo Humano - CINDE | Galerista en La Mosca Luminosa | Ilustraciones: Santiago Caruso | Créditos a Margarita Villada.


Como un Flâneur me embarco en una exploración por YouTube, mi intención es descubrir mediante algunas conferencias ofrecidas en Medellín, conexiones que puedan revelar, desde la perspectiva del lector, los motivos ocultos tras el género fantástico en el contexto iberoamericano, así como algunos conceptos que lo conforman como categoría de análisis dentro de los estudios comparados. Este artículo presenta, además, algunas imágenes fantásticas de la obra del ilustrador argentino Santiago Caruso, que ha significado para mí otro descubrimiento oportuno a la reflexión.

RAVENOUS EYE II | Santiago Caruso | Ink and Tempera over paper | 32 cm x 22 cm | 2016 | www.santiagocaruso.com.ar
RAVENOUS EYE II | Santiago Caruso ° Ink and Tempera over paper | 32 cm x 22 cm | 2016 | www.santiagocaruso.com.ar

Hace apenas unos segundos, en medio de conflictos bélicos, noticias falsas y líderes esquizofrénicos, nosotros, los lectores de Mary Shelley, Bram Stoker, Lovecraft, Poe, Borges, Quiroga, entre otros del Género Fantástico clásico y contemporáneo, observábamos a través de las pantallas con cierta sed de ficción, el relato de un tiempo único, en el que las leyes de la mimética, tan inmutables como las leyes que rigen la vida misma, son transgredidas y desafiadas por personajes y situaciones que nos obligan a transitar las fronteras entre lo real y lo irreal.


Abrimos Instagram, y nos enfrentamos a las startups y sus gurús que prometen un rédito único. En Onlyfans, ingresamos a la dimensión de personas audaces que posan bajo la luz de un filtro onanista, con orejas de gato y trasero de durazno artificial. En TikTok, vemos gente bailando; en Facebook, memes y noticias contradictorias; en la plataforma X, de Elon Musk, opinadores, tanto calificados como aficionados, en una carrera de caballos por la tendencia. Amazon, nos envuelve con un estilo de vida on demand y nos lleva sobre un carrito de compras a recorrer su galería de sueños por cumplir. Abrimos la posibilidad de ser emprendedores con mentalidad ganadora, cuya libertad se mide en la cantidad de objetos que podamos adquirir, los deseos que podamos saciar y los sueños que podamos cumplir (ya lo decía Byung-Chul Han). Asistimos a un presente en el que "lo real" se alinea en términos de las tantas realidades creadas para instalar el edificio de la vida en el campo de la imaginación.


Hay realidades como clics sobre la pantalla, todas en todas partes y al mismo tiempo, no en el sentido cinematográfico de Dan Kwan y Daniel Scheinert, sino en el sentido del alfiler que al caer en la Franja de Gaza retumba y su estruendo se escucha en Miami Beach, de un modo distinto a como se escucha en Siberia. Todo depende de la imaginación y del miedo que aprieta el gatillo. Si bien, todo lo desconocido ha sido conjurado, nosotros, como lectores del Género Fantástico, nos negamos a normalizar su asalto, mientras observamos cómo opera la ficción en el mundo real.


TV TERROR | Santiago Caruso | Ink & scratch over cardboard | 21 cm x 21 cm | 2009 | SOLD. | www.santiagocaruso.com.ar
TV TERROR | Santiago Caruso | Ink & scratch over cardboard | 21 cm x 21 cm | 2009 | SOLD | www.santiagocaruso.com.ar

Nos soltamos de la pantalla y dirigimos nuestra atención al mundo de afuera, el de la naturaleza, presenciamos un árbol, una montaña, el cielo y sus nubes, el viento moviendo las hojas, un gavilán siendo atacado por tres Tyrannus melancholicus, y todo lo prosaico, lo demás que seguirá existiendo, como dijo Kant, aunque la humanidad se extinguiera al instante. Más al fondo, observamos la realidad: una ciudad consumida por el afán del capitalismo y la inmediatez de las redes sociales; percibimos el zumbido de una civilización creada por la mente humana, que a su vez, depende de un algoritmo programado para dosificar el relato distópico de nuestra época, mientras opinamos, elegimos y compramos un lote de ficción para nuestras aspiraciones, con una manito azul que apruebe la verdad innegociable del ego.


El Género Fantástico produce terror, esta es una preferencia común entre muchos lectores, aunque, seguramente, no todos se han detenido a examinar el trasfondo de cada trama. Sus relatos son reconocibles por sus estéticas y atmósferas oscuras, con asfalto, bruma y neon; sus nudos pueden llegar a ser espeluznantes y sus finales casi siempre inesperados, cocinados en bajo desde el principio. Es crucial observar cómo emergen y se nos revelan de manera contundente los aspectos monstruosos, tan antinaturales como nosotros mismos cuando creamos realidades. La literatura está ahí para presentarnos las maneras más terribles, incluso como trasfondo de una, o varias virtudes luminosas, deforma cada subjetividad humana hasta llevarla al límite de sus principios éticos y morales. Porque de eso se trata precisamente el género: servirnos como espejo de las realidades a las que asistimos todos los días, infortunadas y sorprendentes, deformadas en relación con lo real, nos demanda, a nosotros como lectores, no perder la perspicacia al leer aquello que desborda la palabra.


OVER THE BERLIN WALL | Santiago Caruso | Ink & scratch on paper | 22 cm x 32 cm | 2009 Caras y Caretas, mag.  | Tomado de: santiagocaruso.com.ar
OVER THE BERLIN WALL | Santiago Caruso | Ink & scratch on paper | 22 cm x 32 cm | 2009 Caras y Caretas, mag. | www.santiagocaruso.com.ar

Lo fantástico en nuestros días y el espejismo de la realidad


Para aquellos lectores que aún no han explorado la frontera entre Fantástico y Fantasy, es crucial observar detenidamente sus diferencias para no confundir un “caballo que juega ajedrez” con un “unicornio que vuela rumbo a Narnia”. Comprender estas distinciones nos permite asignar un lugar adecuado al Género Fantástico dentro de los mecanismos narrativos de cada realidad y, por ende, entender el contexto social que lo nutre. En el Fantasy, de tradición anglosajona, los personajes conforman desde sus atributos "mágicos" la realidad ficticia en la que se desenvuelven. La presencia de un mago, como en la saga de Harry Potter, por ejemplo, dota a toda la historia de un carácter mágico desde el inicio, manteniendo una verosimilitud entre la ficción y la narración para que la historia sea creíble.


La literatura fantástica, especialmente la producida en Latinoamérica, se ve moldeada por diversas realidades que, a lo largo del último siglo, han dado lugar a innumerables relatos sobre aquello que las hegemonías tradicionales tienden a ocultar o reprimir.

En el Género Fantástico, la aparición de lo inexplicable va de la mano del “monstruo” o del suceso anómalo, es el resultado de las causalidades fronterizas entre la realidad puesta en el tema y los mecanismos narrativos. Incluso, algunos hechos de la vida contemporánea pueden ser leídos desde la literatura fantástica con el fin de encontrar allí el reflejo de nosotros mismos, el tipo de monstruo que tal vez somos o al que tememos; cumple un papel literario que no logra cubrir la crónica, ni la nota periodística, géneros también basados en el concepto de realidad; el Fantástico en particular se permite licencias, infracciones, giros que llevan a las historias construidas desde la realidad misma para servirnos de espejos, o espejismos. ¿Y qué vemos ahí? ¿Lo monstruoso? ¿A la persona o sujeto que no cumple con el deber ser establecido? ¿Vemos a los evasores o culpables de una realidad horrorosa, oculta en la vida normal? Antes de conocer otras vertientes pongamos en práctica tres ejemplos que pueden ilustrar esta reflexión sobre el lugar que puede ocupar el Género Fantástico en nuestra percepción de las realidades producidas por los flujos de información que recibimos a diario:



VIRUS OF SUBMISSION | Santiago Caruso | Ink & scratch on cardboard |  23 cm x 32 cm | 2011 | www.santiagocaruso.com.ar
VIRUS OF SUBMISSION | Santiago Caruso | Ink & scratch on cardboard | 23 cm x 32 cm | 2011 | www.santiagocaruso.com.ar

1. Es un día de sol sobre las playas del archipiélago de San Andrés y Providencia, a pesar de los seguimientos y advertencias meteorológicas el huracán Iota arrasa con todo lo conocido por los isleños.


La crónica periodística agrega, que el gobernador del archipiélago después de ver la destrucción que dejó el huracán, anunció a los damnificados que instalará un alumbrado navideño, que significa un gran esfuerzo, que es digno de ellos, para que nadie en la isla pierda la esperanza.


El Género Fantástico agrega un suceso infractor sin explicación, que lleva a esta situación en particular a mostrar sus extremos, de este modo: con el destello de las luces los habitantes del archipiélago comenzaron a perder la visión, por el esfuerzo de los ojos ante tanta luz, en medio de una isla que flota en la absoluta oscuridad de su destino.


DEUS EX MACHINA | Santiago Caruso | Ink and scracth over plastered cardboard |31 cm x 23 cm | 2011 | www.santiagocaruso.com.ar
DEUS EX MACHINA | Santiago Caruso | Ink and scracth over plastered cardboard |31 cm x 23 cm | 2011 | www.santiagocaruso.com.ar

2. Sobre el desierto de Utah, en medio de su geografía accidentada aparece, sin explicación alguna, un monolito de metal pulido.


La crónica, por su parte, agrega varias preguntas sobre lo que no tiene explicación, dice, que el monolito se parece al de la película 2001, Odisea del espacio, de Staley Kubrick, y concluye, que a lo mejor se trata de una instalación artística o de un experimento social.


El género fantástico en cambio, da a conocer un suceso posterior, infractor, sin precedentes sobre la aparición del monolito, pero sustentado en su misma lógica, y que no incurre en una explicación convencional. "Alrededor del monolito se propaga una flora silvestre, no diferente a la terrestre, se expande con gran velocidad, devorando todo a su paso".


THRONE OF CHAOS | Santiago Caruso | Ink & scratch on plastered paper | 55 cm x 35 cm | 2014 | www.santiagocaruso.com.ar
THRONE OF CHAOS (Detalle) | Santiago Caruso | Ink & scratch on plastered paper | 55 cm x 35 cm | 2014 | www.santiagocaruso.com.ar

3. Hoy en la mañana mientras me disponía a continuar con la escritura de este artículo, leí sin comprender del todo, que el agua comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores; di un “Like” y sin seguir comprendiendo del todo, bebí café, preparado con el agua de la llave.


La crónica nos da el detalle de una posible guerra financiera por el agua, mientras que el Género Fantástico nos lleva por los límites hasta el exterminio, como en la película de George Miller, Mad Max (1979). Todo para contarnos que el monstruo de la sed, podemos ser nosotros mismos tratando de ser amables con el vecino, sonriendo al otro lado de su puerta con un balde.


Somos nuestra ley en detrimento de “otros”, a quienes señalamos de ser los verdaderos monstruos por tener sus propias leyes y libertades, y un respaldo legal sobre marmol para ejercerlas, (A. Chimal, 2020).

En este contexto, sería pertinente pulir la piedra para observar sus destellos. Con este propósito, me embarco en una exploración por YouTube, mi intención es ver unas conferencias que hace tiempo alguien me había recomendado. Estas fueron grabadas durante el 1er. Seminario de Literatura Fantástica: La monstruosidad y el cuerpo en los relatos fantásticos de Iberoamérica, producido por Eventos del libro, de la Alcaldía de Medellín, con el apoyo del Festival Fantasmagoría, muestra de Cine Fantástico y de Terror de Medellín, en 2020.


Entre los conferenciantes elegidos estaban: Las investigadoras Alejandra Amatto Cuña, de Uruguay, y Teresa Lopez-Pellisa, de España. El escritor mexicano Alberto Chimal. El escritor colombiano John Better, y el ilustrador argentino Santiago Caruso. Cinco visiones sobre lo monstruoso, o, aquellas realidades Iberoamericanas que solo el Género Fantástico cuenta.

Cinco conferencias sobre el Género Fantástico, el cuerpo y lo monstruoso en lo terrorífico


La Dra. y profesora de la UNAM, Alejandra Amatto Cuña, tiene una conferencia titulada "Las fronteras de la ficción: cómo concebir los límites del relato fantástico-social". En esta, introduce el Género Fantástico mediante la crítica comparativa, centrándose especialmente en dos relatos: "El último verano" de Árboles petrificados (1977), de la mexicana Amparo Dávila (1928-2020), y "El desentierro de la angelita" de Los peligros de fumar en la cama (2009), de la escritora argentina Mariana Enríquez (1973). Ambos cuentos, nos sumergen en las fronteras de la ficción, llevándonos hasta el límite de una realidad velada por los parámetros narrativos del orden social establecido, y manteniendo su relevancia hasta nuestros días.


Según Amatto Cuña, en ambas narrativas, se pueden discernir dos manifestaciones de presión ejercida por la hegemonía patriarcal sobre la psique y el cuerpo femeninos. Aunque la maternidad sea el tema compartido, ambos relatos aportan elementos que distinguen tanto el concepto de maternidad como el de culpabilidad en el desarrollo de sus personajes femeninos. Por otro lado, la introducción de elementos fantásticos en cada cuento, ya sea a través de un aborto o la representación de una niña zombie, se revela como crucial para vislumbrar la transgresión de la realidad. En este punto, emergen los semblantes mismos de numerosas mujeres que actualmente enfrentan la angustia de ser estigmatizadas por no cumplir con el estándar social de la maternidad. Este tema también ha sido abordado por María Luisa Puga en su relato "Joven Madre", perteneciente al libro "Accidentes" (1981), así como por Liliana Colanzi en "Nuestro mundo muerto" (2016).


FROM THE CRADLE TO THE GRAVE | Santiago Caruso |  Acrylics on paper | 48 x 48 cm | 2017 Concept for a film | www.santiagocaruso.com.ar
FROM THE CRADLE TO THE GRAVE | Santiago Caruso | Acrylics on paper | 48 x 48 cm | 2017 Concept for a film | www.santiagocaruso.com.ar

Comprender el funcionamiento de lo fantástico en nuestras realidades y su efecto terrorífico exige que consideremos la realidad como parte integral del mecanismo narrativo que recurre a lo irreal para gestar, a lo largo de la trama, el suceso fantástico que desafía todas las justificaciones racionales.


Este es un elemento infractor, subvierte todo sin explicación lógica, permitiendo que, a través de la frontera entre lo real y lo irreal, los lectores descubramos las verdaderas intenciones del tema. En el caso de Mariana Enríquez y Amparo Dávila, este enfoque busca otorgar poder de decisión a la mujer. (A. Amatto Cuña, 2020).

Otra conferencia, es la presentada por la investigadora española Teresa López-Pellisa, titulada "Las mujeres artificiales en la narrativa de ciencia ficción: muñecas pandóricas en la ciencia ficción contemporánea". Su enfoque se centra en la percepción de lo monstruoso a través del cuerpo de la mujer artificial. Aunque aborda un tema cercano al explorado por Alejandra Amatto, López-Pellisa se aventura hacia otros límites que provocan debates distintos y enriquecedores.


Mediante la categoría de "mujeres artificiales", una noción exclusiva del mundo de la simulación, actualmente instaurada por el mercado, se genera un enigma en relación con el paradigma relacional. Los personajes masculinos en las historias de ciencia ficción aspiran a mujeres eléctricas, digitales, de plástico y de porcelana, dando lugar a relaciones sentimentales que adquieren dimensiones monstruosas y tecno-incestuosas.


PROSERPINA | Santiago Caruso | Ink and scratch over cardboard | 35 x 60 cm | 2014 includded in La Hija de Rappaccini, Libros del Zorro Rojo | www.santiagocaruso.com.ar
PROSERPINA | Santiago Caruso | Ink and scratch over cardboard | 35 x 60 cm | 2014 included in La Hija de Rappaccini, Libros del Zorro Rojo | www.santiagocaruso.com.ar

Según la investigación de Teresa López-Pellisa, esta tradición, que de hecho no es algo novedoso, podría remontarse a relatos como los de Pigmalión y Galatea, o el de Pandora, mitos de la antigua Grecia que han cimentado, desde los fundamentos de la cultura occidental, las complejidades de la relación entre el hombre y las mujeres artificiales. De acuerdo con estas narrativas, Venus otorga vida a Galatea a partir de una escultura esculpida según la imaginación de un hombre. En este acto, la diosa reafirma el papel de la mujer como dadora de vida, accediendo al deseo del rey Pigmalión de poseer a una mujer creada a semejanza de la deidad. La escultura cobra vida y se convierte en servidora de Pigmalión, quien, a su vez, jura veneración eterna a la diosa. Por otro lado, Pandora, creada por orden de Zeus para castigar a los hombres después de que Prometeo intentara robar el fuego divino, representa, según Teresa, el arquetipo de la femme fatale, una figura destinada a destruir a la humanidad y a sí misma. Pandora, a diferencia de Galatea, suscita un interés particular al haber sido creada por el poder patriarcal (de Zeus) y por sus acciones que se ajustan al patrón de lo monstruoso propuesto por la literatura fantástica.


Las mujeres artificiales, conocidas como muñecas pandóricas, están siendo examinadas en la actualidad desde diversas perspectivas, tales como el cine y la literatura contemporánea. Un punto de referencia imprescindible sobre este tema es la obra de la escritora española Pilar Pedraza, quien a lo largo de su carrera literaria ha explorado la representación de mujeres imaginarias que encarnan los temores masculinos ante la emancipación femenina.


Según Teresa López-Pellisa, dentro de esta diversidad, podemos categorizarlas de la siguiente manera: las Maniquiféminas, o maniquíes femeninos, revelan la desoladora soledad de aquellos hombres que prefieren a mujeres silenciosas e inmóviles, desprovistas de subjetividad. Las mujeres virtuales, sin una existencia física palpable, encuentran su poder en la transmutación y la omnipresencia. Por otro lado, las mujeres post-orgánicas y biotecnológicas que encarnan el temor de aquellos hombres que defienden el control patriarcal, dado el carácter subversivo de sus cuerpos. Esta representación de lo femenino en el Género Fantástico constituye, en sí misma, una crítica social a la persistencia de la utopía patriarcal, arraigada en la cultura de masas, gestada por la revolución industrial y la revolución informática. Las muñecas pandóricas emergen como encarnaciones retorcidas del capitalismo y la esclavitud sexual, asumiendo el papel de monstruosidades hegemónicas que, de no ser por el Género Fantástico, no podrían rebelarse contra sus propios creadores.


Witchcraft | Santiago Caruso | Ink & Scratch on paper | 32 cm x 22 cm | 2009 | www.santiagocaruso.com.ar
Witchcraft | Santiago Caruso | Ink & Scratch on paper | 32 cm x 22 cm | 2009 | www.santiagocaruso.com.ar

Otro destacado referente encontrado entre las conferencias, es el escritor Alberto Chimal, que presenta "Los monstruos somos nosotros: Cuando una narración (literaria, política, etc.) nos convierte en ‘otros’ detestables, en monstruos". El autor no solo examina las perspectivas de Alejandra Amatto y Teresa López-Pellisa en torno a lo monstruoso en la concepción de lo femenino, sino que amplía su enfoque a una visión más general centrada en el contexto donde la monstruosidad se convierte en un atributo de lo despreciable. Su conferencia aborda el racismo presente en la clase política, personificado por líderes políticos y empresariales como Trump, quienes promueven ideologías gregarias basadas en la "supremacía blanca" en detrimento de los inmigrantes. Esta visión hegemónica, sin duda, se proyecta sobre la otredad, utilizando la representación del zombi en la cultura occidental como un monstruo que acecha la tranquilidad del pueblo estadounidense, socavando lo establecido y apropiándose de todo lo que pueda simbolizar los valores de la nación elegida.


BOOK OF BLOOD II | Santiago Caruso | Gouache on paper | 35,5  x 28 cm | 2017 | www.santiagocaruso.com.ar
BOOK OF BLOOD II | Santiago Caruso | Gouache on paper | 35,5 x 28 cm | 2017 | www.santiagocaruso.com.ar

Refiriéndose a la película de Marc Forster, "Guerra Mundial Z", y al libro "Le Camp des Saints" de Jean Raspail, Alberto Chimal arroja una luz sobre este fenómeno "cultural", cimentado en el temor a todo lo que percibimos como diferente. De esta manera, evidencia que los medios de comunicación nos presentan con total indiferencia noticias que muestran al presidente de los Estados Unidos encerrando a niños de familias inmigrantes en jaulas. En lugar de incitar a la acción para liberar a estos niños y reunirlos con sus familias, se espera que nuestra respuesta se limite a un simple "Me gusta", mientras aguardamos a que el desarrollo de esta historia, nacida de una realidad convulsa, nos conduzca a un desenlace que, idealmente, nos satisfaga. Según Alberto Chimal, esta percepción de lo monstruoso nos invita a contemplar al monstruo como un personaje de la imaginación humana, polifacético, un arquetipo, un concepto, una metáfora que encierra una riqueza de significados: políticos, psicológicos, religiosos y sociales, todos los cuales hablan de nosotros. Este enfoque resuena con obras literarias como "Orfandad" (1979) de Inés Arredondo y "Macario", un cuento de "El Llano en llamas" (1953) de Juan Rulfo.


Solo el monstruo puede desempeñar tres funciones cruciales en la sociedad, tareas que, según Chimal, escapan a la capacidad de cualquier otro ser. En primer lugar, puede "articular y dar sentido a lo que produce miedo". En segundo lugar, tiene la capacidad de "dar sentido a nuestras propias contradicciones y miedos internos". Y, en tercer lugar, puede "articular y dar sentido a la otredad", o, como describe el filósofo E. Levinaz en su tratado "La huella del otro", puede representar "el ser más allá del ser, la conciencia, o la posibilidad de otra conciencia, algo más que nuestra percepción de las cosas". Este proceso nos permite vislumbrar, en medio de la segregación, la posibilidad de una unión de diversidades para la supervivencia y, sobre todo, contrarrestar las fuerzas que oprimen a los menos favorecidos. En otras palabras, la literatura fantástica puede desempeñar un papel fundamental en la promoción de cambios sociales desde la base, en oposición a los sistemas de opresión hegemónicos. Algunas obras citadas por Chimal ejemplifican esta conclusión. Por ejemplo, el cuento "La otra noche de Tlatelolco" de Bernardo Esquinca, incluido en "Mar Negro" (2014), ofrece una perspectiva sorprendente sobre la figura del zombie en el contexto de la justicia retributiva. Aquí, los estudiantes asesinados en la Plaza de las Tres Culturas en México, en 1968, cobran vida para vengarse de sus asesinos y respaldar la lucha del pueblo contra el opresor. Además, "Guerra Mundial Z", el libro de Mark Bruk (no la película de Marc Forster), demuestra que no se requiere un héroe individual, sino una colaboración coral entre personajes para encontrar soluciones a los problemas. Este libro refleja de manera elocuente lo que debería ser una prioridad global en el ámbito de las luchas sociales en la actualidad.


IV – THE NEW CREATURE | Santiago Caruso | Ink & scratch on cardboard | 38 x 38 cm | 2018 | www.santiagocaruso.com.ar
IV – THE NEW CREATURE | Santiago Caruso | Ink & scratch on cardboard | 38 x 38 cm | 2018 | www.santiagocaruso.com.ar

Otra perspectiva enriquecedora para este análisis proviene del escritor colombiano John Better. A diferencia de los enfoques anteriores, Better se sumerge en la monstruosidad como un atributo que va más allá de lo estético o la condición antinatural de su origen. En el contexto colombiano, esta monstruosidad se manifiesta en la violencia perpetrada por grupos armados y la corrupción del Estado, ocultas tras el velo propagandístico de los medios de comunicación.


Según Better, "la condición fantástica del monstruo reside en la subjetividad del portador. En nuestro país, se erige un monstruo de mil cabezas, cada una representando una realidad horripilante que inexplicablemente hemos interiorizado hasta el punto de ignorar. Este monstruo se refleja en personajes de la literatura colombiana, tales como genocidas y líderes de grupos al margen de la ley, que de alguna manera han dejado su impronta en obras como "Cien años de soledad" (1967) de Gabriel García Márquez, "La mujer barbuda" (2011) de Ramón Illán Bacca, o "Satanás" (2002) de Mario Mendoza, entre otros autores. También se observa en autoras como las argentinas Mariana Enríquez y Samanta Schweblin, la ecuatoriana María Fernanda Ampuero, o la boliviana Liliana Colanzi, cuyas obras seguramente nutrirán el imaginario de una nueva generación de lectores".


Estos escritores se enfrentan a la tarea de abordar los fenómenos de nuestra sociedad sin ceñirse exclusivamente a la realidad como única fuente de inspiración, sino explorando géneros como el fantástico y terrorífico. Desde esta otra frontera de la literatura colombiana, a través de la escritura, se busca dar voz a lo que nadie nombra o define en la realidad misma, escapando así de los límites de los géneros tradicionales. (J. Better, 2020).

NOSFERATU. Ink & scratch | color in PS | 45 x 60 cm | 2022 Original art for a poster design at the 100 years anniversary of the film. Autor: Santiago Caruso.
NOSFERATU. Ink & scratch | color in PS | 45 x 60 cm | 2022 Original art for a poster design at the 100-year anniversary of the film. Autor: Santiago Caruso.

Adentrándonos en otra perspectiva estética del Género Fantástico, el ilustrador argentino Santiago Caruso despliega su visión de la monstruosidad a través de su obra pictórica. En palabras de Caruso, "esta visión surge como una expresión fundamentada en la literatura clásica, inspirada por autores de renombre como Borges, Silvina Ocampo y Bioy Casares, quienes realizaron un notable aporte colectivo al Género Fantástico mediante la compilación "Antología de la literatura fantástica" (1940). En esta obra, los tres escritores recopilan una selección de relatos esenciales, clásicos y de nuevos autores de su época, dando forma a un género disperso por el mundo y presente en los anales de la literatura. A través de diversos exponentes, plantean "lo fantástico" de manera diversa pero cohesionada. Esta publicación rastrea una tradición que se remonta a las páginas de "Frankenstein, o el moderno Prometeo" (1823) de Mary Shelley, "El Vampiro" (1819) de John William Polidori y "Drácula" (1819) de Bram Stoker".


Vampiros y otras criaturas han proporcionado la base para que, en la actualidad, descubramos nuevas manifestaciones del horror tanto en el Género Fantástico como en nuestras realidades cotidianas. Según la perspectiva de Santiago Caruso, el vampiro, personificado en Drácula, se erige como un monstruo que simboliza la voluntad de poder y dominación del señor feudal, trasladado a la esfera íntima de los cuerpos. Este ser se renueva a través de la tierra, elevando su deseo de conquista de los cuerpos mediante el dominio territorial, de las subjetividades y del deseo del otro; una analogía que hoy podemos trazar con el capitalismo, una entidad fantasmal que parece inmortal. Por otro lado, surge la criatura de Frankenstein, encarnación del ideal iluminista y enciclopédico de un hombre educado y burgués, que se apropia de la corporalidad de aquellos dentro del sistema. Su criatura refleja la maldición y deformidad de un hombre utilitarista que, al igual que Drácula, también se apropia de los cuerpos precarizados para obtener la materialidad necesaria en la construcción de un hombre nuevo. En este sentido, "Frankenstein, o el moderno Prometeo" (1818), es un libro que aborda "otras" diversas monstruosidades, desde la manipulación del rayo y el desafío a la génesis bíblica hasta el menosprecio por lo diferente y la humillante muerte de la inocencia encarnada en la criatura. La obra ofrece, según Caruso, una dualidad que aún experimentamos en la actualidad, alternando entre actuar como el Doctor en ocasiones y, en otras, como su resentida creación. En la actualidad, continua el ilustrador, las manifestaciones de lo monstruoso son cada vez más diversas, contribuyendo al género fantástico con nuevas perspectivas sobre nuestra naturaleza.


Autoras como Amparo Dávila, Mariana Enríquez, Fernanda García Lao y Marosa Di Giorgio logran definir, a través del relato fantástico, las formas inesperadas que puede adoptar el monstruo para revelarnos, desde cada singularidad, cómo podemos convertirnos en el horror para los demás. (S. Caruso, 2020).

DEVOURER | Santiago Caruso | Acrylic on sailcloth | 27,5 x 40,5 cm | 2017 | www.santiagocaruso.com.ar
DEVOURER | Santiago Caruso | Acrylic on sailcloth | 27,5 x 40,5 cm | 2017 | www.santiagocaruso.com.ar

El monstruo oculto en la vida normal

Mientras las leyes de la realidad puedan ser desafiadas por el suceso fantástico, la literatura continuará explorando la monstruosidad, desenterrando temas incómodos para la ética y moral de una sociedad. En especial, se esforzará por reflejar nuestra cultura, donde convergen nuestras subjetividades y sus contextos.


Creemos que el Género Fantástico, se enriquece al abordar sucesos surgidos de una realidad normada, ya que, sin esta, el monstruo carecerá de vida y no podrá reclamar su lugar en la penumbra de la cotidianidad. Justo en ese rincón sin atención, aparece la propaganda promovida por la cultura mercantilista del neoliberalismo, que materializa vigorosamente la normatividad, el estándar social, la tendencia, a través de comunidades en redes sociales y principalmente impulsada por auspiciadores de los medios tradicionales que son recompensados por el auge que adquiera nuestro estilo de vida.


En este paisaje tan característico de la realidad latinoamericana, los sucesos que nutren las noticias son narrados desde una perspectiva que busca naturalizar el horror, ocultando en el espectáculo y la tragedia sentimental los fundamentos de nuestra monstruosidad. En cambio, el Género Fantástico revela al lector estos aspectos a través de la trama y sus giros. Pero, en nuestra interacción diaria, ¿qué podemos esperar cuando estamos más conectados con la internet y su información, que con el libro y su huella histórica? Aunque el libro seguramente no desaparecerá, resulta fascinante observar cómo nos relacionamos en tiempo presente con las narrativas de la realidad ofrecida por los medios tradicionales y la web, de alguna manera democratizada por sus propietarios. A través de estas plataformas, posiblemente, tengamos una relación directa con lo fantástico y lo monstruoso sin que nos demos cuenta, allí al igual que en la vida cotidiana se expresa la universalidad de algunos temas, pero bastaría con poner los ojos en el mundo real para observar en contraste cómo opera el Género Fantástico, y cómo nos parecemos a la información que consumimos.


FRAGMENTATION & TRANSCENDENCE | Santiago Caruso | Watercolor over paper | 45 cm x 45 cm | 2016 Cover of the new album by AVERNAL | www.santiagocaruso.com.ar
FRAGMENTATION & TRANSCENDENCE | Santiago Caruso | Watercolor over paper | 45 cm x 45 cm | 2016 Cover of the new album by AVERNAL | www.santiagocaruso.com.ar

La simultaneidad que sostiene nuestra interacción con la información genera dinámicas intertextuales entre lectores y comunidades enteras, contribuyendo a la narrativa con nuevos puntos de vista y realidades emergentes. Tras sumergirnos en estas conferencias, de muchas otras que existen y pueden estar al alcance del público lector, creemos que la virtualidad nos permite escarbar en la realidad, como ya lo ha hecho desde el Streaming la serie de Netflix "Black Mirror". Asimismo, el género fantástico desde la literatura puede lograrlo para descubrir temas vanguardistas que estimulen cada vez más la escritura y la lectura del género y de las múltiples realidades. Esto nos brinda la oportunidad de volver la mirada hacia lo que importa: nuestra propia verdad, la que transita por la calle paseando al perro, ese relato reflejado en la creación social del monstruo que pasea su perro y no recoge su excremento.


CODA: Ojalá este seminario perdure en el tiempo, ya que son urgentes los espacios para la reflexión sobre nuestro mundo actual y sus realidades a través de la literatura. En este orden de ideas, para no incurrir en monstruosidades como el olvido, comparto el enlace en el que se albergan los videos que han provocado esta reflexión, y no importa el año de su publicación, este contenido es evergreen si se trata de adquirir algunos conceptos atemporales.






Logos web La Mosca Luminosa.png
bottom of page